Mash Side Car llega a Barcelona

A partir del lunes 26 de Junio tendremos en exclusiva la nueva SIDE CAR de MASH.

Por tiempo limitado, solo hasta el 03 de Julio.

No pierdas la oportunidad de venir a verla y escucharla.

VIA SCOOTER

Avda Vallcarca,69

Concesionario Mash en Barcelona

Mash lanza su primera side-car

Mash acaba de presentar en el Salón de la Moto de Lyon 2017 su nuevo producto dentro de la gama neo-reto: La Family Side… se trata de un sidecar homologado para tres ocupantes.

La familia Mash sigue creciendo, primero en el 2012 la Seventy 125, después la Seventy Five, Scrambler, Cafe Racer, etc , la Two Fifty 250 en 2014, la Five Hundred 400 y la Adventura400R en 2015 y ahora la Family Side, que llegará a los concesionarios este mayo 2017.

Basada en la Five Hundred, la nueva moto de tres ruedas esta equipada con una cesta suspendida, un cofre en la parte trasera cerrado con llave, un amortiguador de dirección ajustable y uno de los detalles más importante que incorporan en esta ocasión es la marcha trasera, la cual la hace más cómoda al momento de su conducción, y para mayor confort cuenta con cinturón de seguridad en la side.

Para disfrutar de la magnifica moto Family Side es indispensable tener el permiso A o A2. Próximamente en tu concesionario VIA SCOOTER.


Fiche technique Mash Family Side (De momento disponible en Francés)

Moteur :

  • Monocylindre : 4T à carter sec, simple arbre à cames en tête, 4 soupapes
  • Cylindrée : 397 cc
  • Injection : électronique DELPHI Euro 4
  • Allumage : électronique
  • Démarrage : électrique
  • Refroidissement : air
  • Boite de vitesses : 5 rapports + marche arrière
  • Puissance maxi : 27,6 ch (20,4 kW) à 7000 tr/mn
  • Couple : 3,05 mkg à 5500 tr/mn
  • Vitesse maxi : 100 km/h


Châssis :

  • Suspension avant : fourche hydraulique Ø 41 mm
  • Freinage : 3 disques Hydrauliques
  • Frein avant : disque 280 mm
  • Frein arrière : disque 240mm
  • Panier : disque 280 mm
  • Pneu avant : 100/90-19
  • Pneu arrière : 130/70-18
  • Pneu side : 100/90-19
  • Amortisseur de direction réglable “Fast Ace”

Dimensions :

  • L x l x h : 2130 x 1580 x 1130 mm
  • Moto L x l x h : 2130 x 740 x 1130 mm
  • Panier L x l x h : 1770 x 840 x 730mm
  • Hauteur de selle : 780 mm
  • Poids à sec : 230 kg
  • Réservoir d’essence : 13 litres
  • Coffre étanche à clefs

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Infos commerciales :

  • Disponibilité : mai 2017
  • Coloris : Vert “Irish Green”
  • Tarif : 8990 €
  • Garantie 2 ans pièces et main d’œuvre, kilométrage illimité
  • Homologation : 3 places
  • Permis de conduire : A

Comparativa Mash Seventy Five y Suzuki Van Van 125

La prestigiosa web moto1pro realizó una comparativa de las dos motos más cool del mercado de hoy en día. Puedes ver aquí el reportaje completo de Jorge Torrecillas con las fotografías de Alberto Lessmann o acceder a moto1pro mediante este link Mash Seventy Five 125 y Suzuki Van Van 125.

2

 

Comparativa: Mash Seventy Five 125 vs Suzuki Van Van 125
Son motos 125 baratas, divertidas y bonitas. Son lo más cool que puedes conducir con el carné de coche. Para la playa, para la ciudad, para el día a día… Bienvenido al mundo de las happy bikes.
 
Comparativa: Mash Seventy Five 125 vs Suzuki Van Van 125
Mash Seventy Five 125
Mash Seventy Five 125

Motor

6

Parte ciclo

6

Confort

7

Electrónica

0

Equipamiento

6

Consumo

9

Prueba: 2.195 €

Serie: 2.195 €

6

Suzuki Van Van 125
Suzuki Van Van 125

Motor

8

Parte ciclo

8

Confort

8

Electrónica

0

Equipamiento

5

Consumo

10

Prueba: 3.749 €

Serie: 3.749 €

7

Puede que no tengas carné de “moto grande” pero eso no significa que renuncies a llevar una moto con personalidad. Tienes claro que los scooter no te van. Prefieres menos practicidad pero sentir algo más cuando vas a los mandos de una moto. Con la limitación delcarné B de coche hay varias opciones interesantes pero aquí te traemos a dos de las 125 más originales y exitosas en nuestro mercado: Suzuki Van Van y Mash Seventy Five.

Mash Seventy Five: Vintage a la francesa
Comparativa: Mash Seventy Five 125 vs Suzuki Van Van 125

Si de algo pueden presumir los franceses es de saber crear tendencias y adaptarse a ellas. Con el movimiento café racer y vintagepegando fuerte en el país vecino la empresa SIMA vio el momento de dar vida a una nueva marca en su grupo que satisficiera las necesidades de los usuarios que, o bien por presupuesto o bien por falta de carné, no podían tener una moto de gran cilindrada de última “tendencia”. Así nació MASH, una marca que por poco precio ofrece una amplia gama de motos de estética retro en varias cilindradas adaptadas al motero que se inicia.

La Seventy Five de Mash es una de las puntas de lanza de la familia 125. Con una apariencia que recuerda a las clásicas de los ‘60 ha conquistado en tiempo récord el corazón de los más urbanitas. Tiene varios elementos conceptuales que coinciden con su rival en esta prueba como son la sencillez, ligereza y el fácil manejo. Por lo demás tiene un carácter distinto y una estética totalmente opuesta.

Como la Van Van es ideal para gente de talla mediana o pequeña ya que su altura al suelo es muy reducida al igual que la anchura del asiento. Sobre ella todo se siente un poco más duro. El tacto del embrague, los frenos y la suspensión no son su punto fuerte, aunque a su favor cuenta con una respuesta de motor un poco más alegre. Sus kilos de menos, sus ruedas más finas y el cambio de cinco marchas se notan. Su pequeño motor de carburación es unos CV menos potente en ficha técnica pero sobre el asfalto parece al revés.

Dinámicamente es correcta. Le falta finura, pero cumple su función de moto urbana práctica y con consumos muy reducidos. Además su depósito de 14 litros casi duplica en capacidad al de la Suzuki, lo que hace que te olvides prácticamente de repostar. Estéticamente es de 10, con su aire retro, su doble suspensión trasera, horquilla delantera de 38 mm y el acertado diseño bicolor de su depósito.

¿Con cuál?

Es cierto que la estética de la Mash sumado a su contenido precio hacen que la moto gane varios enteros a la hora de elegir. Sin embargo, la Suzuki cuenta con la evolución de más de una década y su fiabilidad es innegable. Tiene habilidades fuera de la carretera y además su tacto es mucho más suave y preciso. Eso sí su precio supera en casi 1.600 euros el de la moto francesa. Tú eliges…

Suzuki Van Van: De los ‘70 a nuestros días
Comparativa: Mash Seventy Five 125 vs Suzuki Van Van 125

La Suzuki Van Van es una de las motos más emblemática de la casa japonesa. Su primer modelo vio la luz en 1972 bajo el nombre de RV 125 Tracker. Una moto con estética “monkey” que duró en el mercado 10 años y que sentaría las bases del modelo actual. Fue en 2003 cuando Suzuki produjo la primera Van Van tal y como la conocemos hoy. Desde entonces ha ido recibiendo modificaciones y afinándose hasta convertirse en el modelo actual.

Estamos ante una moto que no pasa desapercibida. Un diseño muy peculiar con ruedas gordas, depósito pequeño y asiento sobredimensionado que ha cautivado a miles de usuarios en la última década. ¿Por qué? Los propietarios la encuentran además de atractiva especialmente amigable por su tamaño, bajo asiento y manejabilidad extrema. El motor es muy pequeño y tan dócil que parece de juguete. Como puedes imaginar con 12 CV las prestaciones no son el punto fuerte de esta Suzuki, pero cumple su cometido y con sus 6 marchas podrás rodar a velocidades próximas a los 100 km/h (no mucho más).

Puedes pensar que con sus grandes neumáticos será una moto torpe. Te equivocas. Estamos ante una de las motos urbanas más ágiles del mercado. Su radio de giro es bestial y con su posición con tinte off road te manejas entre los coches con muchísima soltura. El cambio es suave y apenas desprende calor. Si tienes que afrontar alguna curva te sorprenderá su estabilidad y agarre. Tiene un ángulo de inclinación bastante alto ya que las estriberas van elevadas para su uso off road. Puedes tumbar con ella sin miedo que sus neumáticos responden más de lo que pudiéramos imaginar en un principio. La frenada es otro de los aspectos donde esta pequeña japonesa sorprende. Es de las pocas motos del mercado que queda con freno de tambor trasero, sin embargo, no echas en falta más potencia. La combinación con el disco delantero es suficiente para detenerla en el espacio preciso. Evidentemente no son pinzas radiales, pero cumplen su cometido.

¿Y si la metemos en el campo?

La Van Van ha sido concebida para un uso dual. Como es lógico en off road tiene muchas limitaciones pero es cierto que si bajas un poco las presiones la moto cambia de carácter. Puedes hacer pistas sin problema y en terrenos arenosos, como playa, su escaso peso y buena superficie de apoyo la saca de cualquier atolladero a pesar de que echemos en falta más motor.

Comparativa Mash Five Hundred, Yamaha SR 400 y Royal Enfield Bullet 500 Electra

Comparativo de las tres neoclásicas más interesantes y asequibles del mercado.
Para más información aquí teneis el enlace: Revista Solo Moto

0021_tre_383_comp_retro_opc_0

Autor: Jordi Hernández

El comparativo de hoy tiene un sabor especial, tenemos la suerte de disfrutar de tres de las neoclásicas más interesantes y asequibles del momento en la cilindrada media. Son motos sencillas tecnológicamente hablando, muy bási­cas en equipamiento, pero aun así resultan muy prácticas y funcionales como motos de diario. Su mayor baza es, como podéis intuir, su estética retro, todas ellas gozan de un gran argumento en este sentido, ya que, de no ser así, pocos se sentirían atraídos por motocicletas que, aun poseyendo motores de ente 400 y 500 c.c., ni siquiera son capaces de alcanzar los 30 CV de potencia.

Pero lo retro está de moda, ya no sólo en el mundo de la moto, sino en la vida en general. Son muchos los que de­sean dar un toque de distinción a sus vidas y, para ello, bus­can en este tipo de motos ese toque personal y original que les permita diferenciarse del resto. Y es que con ninguna de las tres pasaremos desapercibidos entre el tráfico, sus bri­llantes cromados, agradables formas y fuerte personalidad les hace destacar entre el resto. Parece mentirá que a veces lo simple es capaz de atraer tantas miradas.

Clásicas de pro

Cada una de nuestras invitadas representa una de las formas que un fabricante tiene en la actualidad de participar en esta categoría. Por un lado tenemos la interesante Mash Five Hundred 400, con diferencia, la más económica de este comparativo y, a pesar de ello, una excelente opción gracias a su cuidado diseño y a un comportamiento que, como veréis más adelante, es del todo sorprendente.

Por otro, contamos con la presencia de la conocidísima Yamaha SR 400, una moto que, en su cilindrada de 250 c.c., marcó un hito en la España de los 90 por su fiabilidad y funcionalidad y que regresa a nuestro mercado, esta vez en versión de 400 c.c., como la diva indiscutible de la categoría y, por prestigio, como la referencia a seguir por el resto.

Por último, este comparativo lo cierra la preciosa Royal Enfield Bullet 500 Electra, una clásica de las auténticas, ya que apenas ha cambiado con los años, pero que aún sigue siendo capaz de transportarnos a otra época con su incon­fundible silueta y carácter.

Todas ellas poseen todos esos detalles que tanto gustan a este tipo de usuarios, elementos tan característicos como las llantas de radios, los fuelles que cubren las botellas de las horquillas, los espartanos faros redondos o sus incon­fundibles asientos totalmente planos y de una sola pieza. También saben jugar muy acertadamente con todo tipo de cromados estratégicamente situados para realzar sus siluetas, depósitos de lágrima que exhiben con orgullo sus anagramas o, en el caso de la Mash y la Enfield, los escapes tipo “peashooter” tan reconocibles en las Triumph Bonnevi­lle de los 60 y 70.

Sea como sea, lo que en otras motos podría suponer una crítica encarnizada y motivo de burla, en nuestras invitadas resulta incluso atractivo, nos atreveríamos a decir que casi imprescindible, pues gracias a ello se mantiene vivo el espí­ritu vintage de otras décadas.

No sólo estética

Pero nuestras invitadas no son sólo un cara bonita; aunque sencillas, pueden cumplir una labor muy útil en el día a día, y es que su simplicidad, que en principio podría tomarse como un inconveniente, les hace ser, como veremos a continuación, muy prácticas y económicas.

Para comenzar, todas son extremadamente fáciles de conducir, muy bajitas, por lo que cualquiera puede llegar fácilmente al suelo. Además, son también muy estrechas y su peso, que en ningún caso alcanza ni de lejos los 200 kilos, se domina sin problemas. Otra de sus ventajas es su posición de conducción. En general, son todas bastante pla­nas, asientos y depósitos se encuentran básicamente a la misma altura y, sus manillares, aunque en alturas diferentes que van desde la Bullet como el más bajo a la Five Hundred como el más alto, nos ayudan a mantener una postura muy natural y a no forzar en absoluto. De igual forma, todas nos obsequian con unos radios de giro cerradísimos, especial­mente en el caso de la Mash y la Yamaha, lo que nos viene de maravilla para sortear obstáculos y desplazarnos entre coches, sin duda, dos de las ventajas más apreciables de una moto en ciudad.

El tacto de sus motores, típicos de un monocilíndrico, también es muy práctico en este ambiente, y aunque sus prestaciones no son su fuerte, a revoluciones bajas y medias no se desenvuelven nada mal, por lo que, acele­rando desde parado o recuperando, se muestran fluidas y ágiles. En este aspecto, la Five Hundred y la SR 400 nos aportan un pequeño plus frente a la Bullet, cuya respuesta es un poco más parsimoniosa, ya que la configuración de su motor, de carrera bastante larga, casi nos permite contar las pistonadas sin necesidad de un cuentavueltas. La mayor alegría procede de la Mash, gracias a su culata multiválvulas.

Frente a sus rivales, la pequeña Yamaha tiene una particula­ridad un tanto incómoda, su puesta en marcha únicamente se puede realizar mediante pedal de arranque y, aunque los técnicos japoneses nos han querido facilitar esta opera­ción mediante la incorporación de un descompresor y un registro de distribución que nos avisa de cuando el pistón está en el punto óptimo, la operación es tediosa y cansina comparada con el motor de arranque de sus rivales.

Cultura Cafe Racer

Aquí iremos comentando algunos de los muchos posibles cambios que se pueden hacer en las Mash y motos Honda , Triumph, Yamaha y otras.

La cultura Cafe Racer nació en Reino unido en los años 50´s donde los principales protagonistas de este movimiento eran los “rockabillys” que se curraban sus motos para transformarlas en maquinas veloces  de una simpleza casi absoluta. Minimizar y prescindir de todo aquello que no fuera útil a ese objetivo ( la velocidad) era la pauta del momento.

Hoy, en todas partes del mundo queda o ha resurgido algo de este movimiento que cada día gana mas adeptos. Nuestra intención en este apartado no es escribir mucho si no inspiraros con las obras de distintos artistas del mundo de la moto. No dudéis en comentar lo que os apetezca.

Saludos

Marcos

arte MASH

Mash Motos entre las 10 marcas más vendidas de Francia

10535747_353147391476983_2116716581085904981_oEn Francia actualmente están en el top3 de matriculaciones de motos de 125 cc de marchas gracias a la Seventy Five. En España se situan sextos en el mes de Julio en la misma categoría y volviendo de nuevo a Francia, es la novena marca más vendida de todas incluyendo scooter y motos de cualquier cilindrada.

Consulta las estadísticas de 125 de marchas más vendidas de Francia y te sorprenderás!

Estos son varios enlaces para tener un poquito más información de estos nuevos modelos

MASH MOTOS

MASH TWO FIFTY 250cc

MASH FIVE HUNDRED 400cc

MASH SEVENTY FIVE VINTAGE 125

WELCOME TO SPAIN MASH!

Born in France in 1976 SIMA is one of the biggest Motorcycle company of France. A few years ago they created MASH a brand of retro motorcycles with great results in the first years and now expanding all over Europe.  If you are interested in any of our models please contact us. We Speak English

 

1011660_10153583238080327_1789291753_n